Si etiquetas, condenas!!

Si nuestro entorno siempre proyecta sobre nosotros una determinada imagen (movido, llorón, despistado, lento, desobediente…) al final terminaremos comportándonos acorde a esa “imagen” o “etiqueta”.
Cambiemos el verbo “ser” por el verbo “haber”.

Anuncios